Primera Prueba / Prueba de cantos para Teba en Sastrería Serna.

A mediados de Febrero os comenté cómo había sido mi primera incursión en el mundo de la Teba, de la mano de Agustín de Sastrería Serna. Por falta de tiempo y coordinación -recordad que yo no resido en Madrid-, la cosa se ha ido retrasando, pero lo cierto es que dado el tipo de prenda fresca y ligera, hasta hace escasos días no la echaba en falta.
En el primer capítulo recordaréis que os comenté mi intención de buscar una nueva reinterpretación de la Teba al estilo de Justo Gimeno para The Armoury, y ese ha sido el objetivo que en todo momento hemos tenido en mente.
Os comenté también que Agustín iba a hacerme esta chaqueta siguiendo un proceso Made To Measure que le había dado muy buenos resultados, pero finalmente decidió que sería totalmente artesanal, a pesar de no haber realizado ninguna antes.
Quedamos la semana pasada y lo organizamos de tal manera que para un día tendría lista la primera prueba y para dos días después, antes de mi regreso a casa, tendríamos preparada la prueba de cantos. Hay que decir que esta es otra de las ventajas de la Sastrería Artesanal, que prácticamente los tiempos los puede decidir el sastre, si la urgencia lo exige, y los medios lo permiten. Como os podéis imaginar esto me pareció verdaderamente todo un lujo.
Como os decía, Agustín nunca antes había confeccionado una Teba de forma artesanal, así que para solventar el problema la semana anterior hizo una para él para probar y ver los puntos a tener en cuenta. Así que la mía sería la segunda Teba en toda su carrera como sastre. Todo un privilegio dicho sea de paso.
Durante los días previos todo en el taller se estaba gestando…

Estas imágenes son sólo una muestra del trabajo que lleva una de estas prendas artesanales. En la primera fotografía podemos ver el corte a mano por parte de Agustín. En la imagen sobre estas líneas vemos un detalle del bolsillo interior terminado e hilvanado para que no tienda a abrirse.
Abajo vemos las manos de Lucía -aprendiz que por lo que me han comentado promete mucho-, y otro oficial. La primera realiza el picado a mano de los perímetros, y el segundo remata los ojales de forma totalmente artesanal.

DÍA 1 (Primera Prueba)

Tras mi llegada, como ya es costumbre, tenemos una amena charla, a pesar de hablar casi a diario, en la que comentamos el panorama actual y tratarmos ciertos proyectos que tenemos en marcha. Tras esto pasamos a la prueba de la prenda, ya que creo que en esta ocasión ambos estamos deseosos de ver resultado, por la novedad de la prenda en cuestión.
Recordad, se trata de la primera prueba que tenemos todos tras haber tomado medidas, elegido tejido y detalles.
En mi caso, por si no lo recordáis el tejido lo elegísteis entre todos a través del Foro y las Redes Sociales, entre 4 opciones similares pero con ciertos matices. El elegido en cuestión es un cuadro ventana en azul, beige y blanco, con una composición de 75% Lana y 25% Lino, de la colección Santorini de Carnet, fabricado por Fratelli Tallia di Delfino
Los detalles de la prenda ya fueron cosa mía, pero tampoco me salí mucho de lo habitual en este tipo de chaquetas. Eligiendo si no recuerdo mal, una solapa un pelín más amplia, unos bolsillos de parche con tapeta y bolsillo superior también de parche.

En esta prueba poco hubo que definir, pues la verdad es que todo encajaba bastante bien. Tanto en hombros, cuello como cruce todo parecía quedar bien en esta prueba. Había que definir algunos detalles en los bajos de los delanteros, que personalmente los prefería algo más curvos… Después veremos cómo Agustín los marcó con la plantilla de curvas.
Pero Agustín se percata de que en la zona alta de la espalda hay que limpiar ciertas arrugas, seguramente producidas por mi tendencia a echarme hacia adelante.
Agustín observa, repasando cada zona, cada movimiento, arruga y tirón, analizando su naturaleza pero dejándo espacio para saber mis reacciones y opinión. Sin prisas.
Yo me encuentro realmente cómodo y desahogado. Simplemente le hago hincapié en que el punto de cruce lo quiero bajo.
Como véis arriba, de espalda me quedaba muy bien, a excepción de la parte baja que había que recoger tejido de los laterales y/o centro de espalda para evitar esas bolsas que vemos.
Damos por terminada la prueba, pero Agustín quiere que veamos sobre la mesa, y de manera más exacta, la curvatura que prefiero en la zona del delantero. Para ello coge una plantilla de curvas y probamos sobre la chaqueta. Le comento que me gustaría que tuviera la misma curvatura que los bolsillos, para hacerlo todo más armónico.

DÍA 2 (Prueba de Cantos)
Como os comentaba antes, justo dos días después emplazamos la próxima prueba, en la que ya veremos los bolsillos con su forma definitiva, en esta ocasión las dos mangas montadas (aunque habitualmente sea sólo una), los ojales terminados pero hilvanados para que no se abran, y muchos más detalles ya muy perfilados.
Lo primero que primero que quiero aclarar aquí es que lo que se pretende con esta prenda es conseguir algo ligero, muy cómodo y relajado, ya que se moverá entre looks sport y ociosos.
Me encanta la ligereza de hombros, la soltura y caída que tiene la prenda, pero, como es lógico en este tipo de pruebas, seguimos viendo detalles a perfilar.
En primer lugar las mangas están algo cortas. Quizás por mi insistencia siempre a que no queden excesivamente largas. Pero nada que no se pueda solucionar sacando lo que corresponda.
Arriba vemos a Agustín marcando cuánto queremos que se alarguen las mangas. Como curiosidad decir que la simbología que usan, al menos en este taller, es de una línea paralela a la zona que se debe alargar, y otra perpendicular avisando que lo que hay que hacer es alargar y no acortar.
En la siguiente fotografía recuerdo que estábamos deliverando sobre el cruce de la chaqueta. Mi idea en todo momento era que contase con tres botones, pero que realmente abrochase al centro. Es decir, con lo que los anglosajones conocen como 3roll2, o lo que es lo mismo, una falsa tres botones.
Como vemos arriba, la espalda mejoró notablemente con respecto a la prueba anterior, pero aun así, y a pesar de seguir buscando un fit relajado, la zona de la baja espalda seguía volando demasiado. Por ello, y siempre con la premisa de innovar un poco, le propuse a Agustín que en vez de ceñir a cada costado lo que correspondiese, que incluyésemos unos pequeños ceñidores laterales a cada lado.
Y por supuesto le pareció una gran idea, dispuesta a ejecutar.

En la imagen sobre estas líneas vemos lo que se marcó a cada costado para que la espalda quedase más limpia. 
A pesar de haber ciertos detalles a retocar -para eso están las pruebas-, lo cierto es que hay muchos otros elementos que ya se perfilan como acabados, y para muestra os dejo estas imágenes…

En muchas Tebas es habitual que la solapa y cuello -unidos entre sí con ausencia del cran- tengan sedos ojales que abotonan en sendos botones en el lado contrario. Sin embargo, desde el principio le comenté a Agustín que yo sólo quería un único ojal en la parte alta del cuello, no la solapa.
Abajo podemos ver en un estado muy avanzado, a pesar del necesario retoque en el largo, las mangas y puños, de estilo camisero. Elemento que me encantó y me parece perfecto para este tipo de prendas más desenfadadas.

El hombro sin chorizo y sin armar caía de forma natural. Si véis alguna arruga es porque realmente no está planchado y tampoco es que en este punto se busque una caída limpia como si de un traje se tratase. Ya que el escaso peso del tejido y la ausencia alguna de entretela y forro lo harían prácticamente imposible.

En la imagen de arriba podéis ver parte del encanto de este hombro, que realmente me parece precioso y perfecto para la prenda de la que forma parte.
Y con esta última fotografía, algo más global, damos por concluido el resumen de estas dos pruebas, en el proceso de confección artesanal por parte de Sastrería Serna. Una vez más una experiencia que pasará para el recuerdo, recuerdo que quedará impregnado en estas prendas para siempre.
Pronto veremos el resultado final y podremos disfrutar de esta Teba en su hábitat natural, aunque presiento que esta Primavera/Verano me la veréis mucho puesta.
¡Seguimos con el Lunes!







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *