Nada es lo que parece.

La semana pasada ya pudisteis ver este look en Instagram (Si todavía no me sigues, ¡no sé a qué esperas!) y por vuestros comentarios me di cuenta de que esta combinación provocó justo el efecto que deseaba cuando la configuré en mi cabeza. Y es que nada es lo que parece en este look, y es ahí donde radica su curiosa novedad. Vamos a explicarlo con detalle…

Si observamos este atuendo desde lejos la vista -y nuestro costumbrismo en el vestir- nos puede jugar una mala pasada. Y es que estamos acostumbrados a que una corbata regimental sin textura sea de seda, que una chaqueta gris lisa sea de traje o que un pantalón liso y con raya sea formal. Pero no, en este caso todos esos mitos quedan anulados al comprobar que nada se ajusta a lo que debía ser, y todo es de otra manera.

Empecemos por la corbata: Pertenece a una pequeña tirada de corbatas que realizamos en TadinoStore con un tejido que traje en mi última visita a Londres, y aunque no lo parezca se trata de un paño confeccionado con 100% algodón. Así que no, no se trata de seda tal y como parece.

El siguiente despiste de este look, como avanzábamos anteriormente, es la chaqueta. Puede que estemos demasiado acostumbrados a ver un uso indiscriminado de chaquetas de traje en intentos desesperados de lo que los angloparlantes conocen como business casual. Y quizás lo primero que se nos pase por la cabeza al ver este look es que he tirado de este nefasto recurso y le he robado la chaqueta a uno de mis trajes grises. ¡Nada más lejos de la realidad!

Esta chaqueta proviene del encargo que hice justo a finales de Julio en Haberdashers en Madrid, con idea precisamente de recibirla en Septiembre y hacer uso de ella en este entretiempo.

¿Qué tiene de especial?

Está confeccionada con un tejido de la firma italiana Drapers, 100% lana con una estructura llamada hopsack que aquí conocemos con el nombre común de esterilla, por su punto abierto y entrelazado. Se trata claramente de un paño alejado de todo uso formal, apto para 3 estaciones (Primavera, Verano y Otoño). Por lo tanto desmontamos la segunda ilusión encontrada en este look. No, no de trata de un chaqueta formal tal y como parecía en un principio.

Además elegí una construcción desectructuradas sin forro, y en el taller de Haberdashers, como peculiaridad, hace este tipo de chaquetas sin a penas entretela en la solapa, lo que hace que éstas vuelen con facilidad. Su cran alto y quiebre bajo hacen de esta solapa algo especial, y dotan a esta chaqueta de cierta personalidad.

Los bolsillos de parche acentúan su carácter informal y para contrarrestarlo elegí esta vez una clásica configuración de 4 botones en martillo.

Encontramos una solución con hombrera muy liviana y costura de hombro sin chorizo, esto hace que tengan una caída muy natural, en la línea de la informalidad que la caracteriza. Una espalda limpia y bien aplomada hacen que esta chaqueta sea francamente favorecedora.

Le toca el turno al pantalón: Sí, tiene cintura limpia, lleva ceñidores laterales, está preparado para tirantes y llevan la raya planchada a media pierna. Pero a pesar de eso son claramente sport. ¿Por qué? Principalmente porque es están confeccionados con tejido de algodón de Holland & Sherry. En concreto 98% algodón y 2% strech. Ese pequeño porcentaje de elastán garantiza el máximo confort y adaptabilidad a nuestros movimientos. ¿Parecen formales? Una vez más estábamos equivocados.

Aprovechando que la chaqueta no es tan gris como parece, debido a que su tejido contiene pequeñas trazas marrones, elegí en combinación esta camisa con tejido de Söktas en rayas marrones y blancas. Otra combinación arriesgada y atípica, pero como vemos funciona en armonía con el resto de prendas.

Y cerramos el look con estos mocasines de piel grabada de Vidal Fernández, que me he permitido la licencia de usar sin calcetines debido al grado de informalidad evidente del atuendo en general y a las altas temperaturas que todavía tenemos por el sur de España.

Como hemos podido comprobar, nada ha sido lo que parecía en esta combinación y espero que hayamos descubierto con esto que con las composiciones, texturas y detalles podemos jugar para dar más o menos formalidad a nuestras prendas.

¡Buen comienzo de semana!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *