Encargo de Traje Príncipe de Gales en Fields.

Todavía me pregunto cómo, conociendo a Fields desde sus inicios, nunca había probado sus servicios de Sastrería. Y es que quizás nos habíamos centrado en enseñar tus trajes, abrigos y prendas de confección y con el tiempo se nos pasó tratar lo que realmente es su sello de identidad. Pero vamos a poner remedio a esto y en los próximos meses disfrutaremos de varios encargos a través de los cuales podremos conocer mejor el proceso de trabajo y los detalles de este servicio.

Hace un par de semanas, aprovechando uno de mis habituales viajes a Madrid, me acerqué al número 39 de la conocida calle Jorge Juan, crucé la puerta de esta sastrería y bajé las escaleras que nos dan paso a ese curioso local bajo francamente bien aprovechado, para encontrarme con Giancarlo Carbone, un venezonalo con origen italiano, responsable de sastrería en este establecimiento madrileño de Fields.

Tras ponernos un poco al día y explicarme de forma amplia cómo funcionan sus servicios Made To Measure, nos centramos en mi encargo.

Lo primero elegir el tejido. Ellos tienen una especial relación con Holland & Sherry y lo cierto es que gran parte de su oferta se basa en sus tejidos, aunque también disponen de otras marcas y calidades. Tenemos claro que queremos diseñar un traje peculiar, aunque clásico y pensado principalmente para Invierno. Y digo queremos porque me gusta implicar a la persona encargada para que se sienta libre de sugerirme o proponerme ideas, aunque reconozco ser muy expeditivo ante cualquier duda, y suelo tener las cosas claras.

Tras ver varias opciones y contemplar las sugerencias que algunos me hicisteis a través de este hilo del Foro, me decanté por este tejido en Príncipe de Gales con una base en tonos beiges y una trama azul marino con un discreto cuadro ventana en azul claro. Se trata en concreto de la referencia 623057 del catálogo City of London -Vintage Suiting- de la mencionada Holland & Sherry. Uno de esos paños que engañan puesto que no son demasiado gruesos al tacto pero esconden nada más y nada menos que 420 gr de peso.

100% Lana Merino superfina, suponemos que de ahí su agradable tacto y engaño en el peso correspondiente. Un tejido perfecto para un traje, como reza el subtítulo del catálogo que lo guarda, con un aire Vintage.

Reconozco que este paño quizás pediría un traje de tres piezas clásico e informal, sin embargo, me gustó la idea propuesta por Giancarlo de hacer un dos piezas con una chaqueta con solapa en punta de lanza de 11.5 cm y un sólo botón en cruce bajo. ¡Me gustaba la idea porque eso le otorgaba un protagonismo especial a la chaqueta!

En este caso quise dejar de lado mis típicos bolsillos de parche para dejar paso a unos bolsillos de vivos inclinados y con cerillero. En martillo 3 ojales practicables al tono, y en la espalda dos aberturas.

Para el forro estuvimos viendo opciones porque quizás el azul marino sería la opción más típica, pero yo ya tengo una chaqueta con un tejido muy parecido pero de Verano, en lino y lana, y el forro es en azul. Así que decidimos elegir el verde khaki como toque suave de contraste interior.

Respecto al pantalón, elegí una cinturilla limpia de 4 cm (el límite del patrón de esta sastrería), incluyendo ceñidores laterales, bolsillos de vivos a juego con la chaqueta, y relojero con tapeta y botón. El bajo con vuelta de 5 cm.

Si os hacéis una idea en la cabeza de este traje os daréis cuenta de que se trata de una opción bastante polivalente, con la posibilidad de usar ambas prendas por separado sin problema alguno, y ya sabéis que esa idea me encanta.

Una vez el encargo está listo, Giancarlo pasó a tomar medidas, además de probarme un par de prototipos para ver cómo me sentaba el patrón con el que ellos trabajan.

Como dato de interés deciros que creo recordar que el traje que configuramos tiene un precio entorno a los 650 euros, una cifra francamente interesante para contar con un tejido de este nivel.

No sé vosotros pero yo ya tengo ganas de ver cómo avanza el encargo y a ver qué tal han quedado los detalles que hemos incluido.

¡Seguimos con la semana!