Asia nos invade en el buen vestir.

A estas alturas no creo que sea un secreto para nadie que el mundo asiático está tomando cada vez más protagonismo. Este continente está sufriendo un crecimiento completamente antagonista al mundo occidental, y esta época de esplendor se ve reflejada en todos los aspectos. Por ello no es de extrañar que, además de destacar en industria, tecnología e investigación, también comiencen a despuntar en el mundo de la moda.
No sé si se deberá a que David Karp, creador de Tumblr, se mudara con 17 años a Tokio, pero esta red social está cada vez más plagada de personajes asiáticos con más estilo que edad. Dicho de otro modo, cada vez vemos a más jóvenes asiáticos vestir con un estilo más propio de ingleses e italianos.
Consumidores de la buena sastrería y las casas más reconocidas de zapatos y complementos, el caballero asiático reinventa un estilo mestizo entre el atrevimiento italiano y la rectitud inglesa.

Una nueva clase social media-alta fruto de los beneficios recaudados por avances en esa industria, tecnología y economía que hablábamos antes, reclama su estatus y abraza con ánimo las culturas más occidentales. Y el buen vestir no podía faltar entre ellas.
Pero además parten con ventaja, pues el asiático medio suele tener un porte delgado, escueto y proporcionado, perfecto para vestir de traje.
Como vemos, su inspiración es claramente europea, decantándose por algunas extravagancias italianas, pero teniendo muy presente también el estilo inglés sobre todo en colores.
Amigos de lo deportivo en su vertiente más formal y cuidada, consiguen looks estudiados al milímetro y con detalles muy vistosos y agradables.
Mezclan de forma inteligente colores y texturas, normalmente sin arriesgar demasiado en ellos pero consiguiendo contrastes típicos pero armónicos y agradables.
Aficionados también al dobladillo de medidas generosas en los bajos de sus pantalones, generalmente de corte slim.
Los zapatos son otro detalle que cabe mencionar en el atuendo del señor asiático. De estilo clásico y hormas más o menos tradicionales, una vez más sin demasiadas extravagancias, son los modelos que suelen portar.
Doble Monkstraps, Oxford full brogue, mocasines Tassel o Penny son los modelos que más les veremos calzar.
Como conclusión diré que el caballero asiático del siglo XXI comulga en gran medida con la idea de estilo masculino que tenemos en SinAbrochar. Un estilo clásico pero joven y desenfadado. Además de práctico y agradable a cualquier vista. Detalles cuidados y estudiados, que denotan esa preocupación por dar la mejor impresión de uno mismo.
¡Me gusta el estilo asiático! 

No Comments

  • Anónimo dice:

    Deberías poner más post como estos para darle vidilla al bolg más allá de los looks del día.

    Un saludo

    PD: al cortarle la cabeza a todos tenemos que hacer un acto de fe para creernos que son asiáticos.

    PD2: Los japoneses visten de una forma impecable desde hace mucho tiempo. No es nada nuevo. (quizás demasiada influencia británica por allí)

  • Sinabrochar dice:

    Hola.

    Me alegro de que te gusten. La verdad es que yo soy el primero que disfruta con este tipo de artículos, y por ideas y temas en el tintero no serán… Es la falta de tiempo la que me ha impedido hasta ahora poder escribir más artículos de este tipo.

    Pero creo que de ahora en adelante vuelvo a tener un poco de desahogo para poder escribir.

    Respecto a la cabeza de los presentes, no he sido yo el que ha decidido decapitarles. Las imágenes eran así.

    Y sí, tienes razón, los japoneses influenciados por los británicos siempre han sido partícipes de la rectitud en el vestir.

    Saludos
    Salva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *