Aromas clásicos masculinos (I): Endymion, de Penhaligon’s

Inicio con este una serie de artículos donde trataré aquellos perfumes que, para que todos nos entendamos, “huelen a barbería”. A los que no os guste la deriva que ha ido tomando la perfumería masculina en las últimas décadas (perfumes demasiado dulces, tendencia a lo “unisex”), que echéis de menos la elegancia de los perfumes clásicos o disfrutéis de las fragancias de corte clásico abiertamente masculino (lo que, si se me permite un palabro cursi, vendría a ser con “reminiscencias vintage“) en esta colección de entradas descubriréis creaciones que os resultarán interesantes.

Abordaré fragancias recientes y no tan recientes, de diseñador y niche, que cumplan con los siguientes requisitos:

– Han de evocar, ni que sea con una reinterpretación moderna, ese aroma a colonia de barbería

– Han de ser composiciones de calidad

– Que contestemos afirmativamente a la pregunta de si Don Draper podría llevarlas

Dicho lo cual, qué mejor fragancia para iniciar esta serie que Endymion, de Penhaligon’s. O debería decir “qué mejores fragancias”. Me explico.

Endymion en EDC y en EDP

Hasta hace pocos meses, siempre que alguien se refería a Endymion lo hacía en relación a su concentración en EDC, lanzada en 2003. Sin embargo, uno de los problemas que esta formulación traía (y que era fácil advertir al ser un EDC) era su muy baja longevidad y proyección… puntos flacos que subsana la versión en EDP, versión que Penhaligon’s lanzó al mercado a finales de 2016, y que hasta hace muy poco era imposible conseguir fuera de Londres. Es gracias a una muestra de la versión EDP que me regalaron en la perfumería Regia, en Barcelona, que me he animado a escribir esta breve comparativa.

Las diferencias entre ambas concentraciones van más allá del rendimiento. El aroma del EDP es más intenso, el cuero tiene mayor protagonismo, y si bien comparten un “aire de familia” (por tomar prestada la expresión de Wittgenstein), para mí no sería redundante tener ambas concentraciones en la colección.

En la versión EDC la preeminencia la tienen las notas de lavanda, café y bergamota. Es una composición muy ligera, muy elegante. El epítome de elegancia británica. David Gandy podría ser el rostro de esta fragancia, en vez de anunciar Light Blue de Dolce & Gabbana. Mucha compara esta composición con la versión original de La Nuit de l’Homme, de Yves Saint Laurent, pero a mí me cuesta ver el parecido.

La versión Concentré, o EDP, para mí sacrifica algo de la elegancia original del EDC a cambio de una mayor robustez, una densidad más elevada en la composición que le aporta la fijación que su antecesora no tenía. La lavanda pasa a un segundo plano y el cuero le quita ese toque “amable”, pero aporta presencia.

El aroma entre ambas, de todos modos, es muy parecido aunque no sea idéntico.

La longevidad, como ya he apuntado, es mucho mayor (6 – 8 horas de media, mediocre para ser un EDP, pero una gran mejora respecto a la hora de longevidad que tenía el EDC), pero la proyección sigue siendo baja. ¿Es esto un inconveniente? No en este caso. No es un perfume que quieras que proyecte de forma bestial, el olor (tanto en una versión como en otra) inspira seriedad, elegancia, madurez. Para haceros una idea, imaginad el tipo de hombre (chico) que evoca cualquier bodyspray de Axe. Ahora imaginad exactamente lo opuesto, y sabréis la clase de hombre al que va dirigido Endymion.

Recomiendo que probéis ambas, una en cada brazo, y esperéis un rato para oler el secado y ver la evolución. Cuando hace mucho calor o humedad, prefiero la EDC. Todavía no he tenido ocasión de probar el EDP con altas temperaturas, pero al ser una composición menos ligera no la veo sustituyendo a la versión original, cuanto menos en esos escenarios. Ante el problema de su baja longevidad, siempre queda la posibilidad de llevar un atomizador encima e irse reaplicando cada ciertas horas (aunque no es esta una solución ideal, lo sé).

¿En qué ocasiones usar Endymion?

Prácticamente en cualquier ocasión, pero sobre todo las de ámbito formal. ¿Trabajo? Perfecta opción. ¿Eventos? También. ¿Citas? Por qué no. ¿Como perfume casual? Eso depende de la personalidad de cada cual, de la imagen que uno proyecte con su forma de vestir y de comportarse (entre otras cosas), pero en cualquier caso me parece que Endymion es como una navaja suiza: se puede usar durante todo el año, en casi cualquier escenario (exceptuando el gimnasio, donde no pegaría demasiado…)

¿Cuáles son la reacciones del público con Endymion?

A la inmensa mayoría de hombres es un olor que les gusta, y mucho. Y, a las mujeres (cuanto menos por encima de lo 25 años) les encanta. Aquí sí que veo la comparación con La Nuit de l’Homme, en cuanto a reacciones positivas… Endymion es un fragancia que huele fabulosamente bien, es una composición muy refinada que rápidamente se distingue de las demás, pero que no llama la atención, se tienen que acercar a uno para poder percibirla. Lo cual no es malo per se.

¿Perfumes que huelan parecido?

Bajo mi opinión, huele muy similar a Pluriel, de Maison Francis Kurkdjian, que será la siguiente composición que abordaré en esta serie…

¡Hasta la semana que viene!

 

(Foto de portada por Victor Wong)

Deja un comentario