Americana de Verano en Sastrería Serna.

Hacia tiempo que no encargaba algo en Sastreria Serna, con Agustín García, y tenía en mente una chaqueta con un paño color verde de Lanificio Cerruti en una especie de esterilla suelta compuesta por un 88% de Lana Virgen, un 6% de Cashmere y otro 6% de Seda, una combinación perfecta para una chaqueta de entretiempo, que junto a un diseño sobrio y elegante puede convertirse en una prenda totalmente polivalente.

Llevaba tiempo detrás de alguna idea para este paño, pues tanto el color como composición como posibilidades me parecían acertadas para un sinfín de prendas. Y me apetecía contar con Agustín esta vez no para tirar de alardes estéticos y florituras técnicas sino para realizar una chaqueta sencilla y muy vestible, pero que por supuesto contara con esa esencia que caracteriza a su sastrería.

Encargar con Agustín resulta de lo más gratificante y divertido. Hace ya algunos años que nos conocemos, y lo cierto es que el vínculo profesional traspasa ya a lo personal. Hablamos y discutimos mucho sobre el devenir de la sastrería, detalles de nuevas prendas o encargos. Él es de esas personas que notas que disfrutan con lo que hacen, que comparten contigo el reto de superarse en cada encargo, y que evolucionan cada día que pasa.

Miras atrás y ves que el tiempo pasa, que nuestra experiencia crece y que nuestros errores son asumidos y aprendidos. Ves las creaciones de Agustín hoy día y nada tienen que ver con las de hace 2 o 3 años, y no porque las anteriores no fuesen buenas, sino porque ves que existe una evolución hacia un sello personal y estilo propio. Si algo he aprendido en estos años es que la clave del éxito radica en la relación entre seguridad y humildad que uno es capaz de ofrecer. La seguridad sirve para saber que estás haciendo las cosas bien, convencerte de ello y ofrecer lo mejor de tí cada día. La humildad, en cambio, para saber que estás en una buena posición y que este es tu camino, pero que aún te queda mucho por recorrer y crecer profesionalmente. Alguien dijo…

No hay peor ignorante que aquel que cree saberlo todo.

Tras estas divagaciones podemos centrarnos en la prenda que hoy nos concierne. Como ya os avanzaba, se tratará de una chaqueta de un bonito color verde y un diseño sencillo, perfecta para combinar desde con pantalones de vestir azul 0 gris, hasta con otros modelos de algodón en beige, marrón, caldera, azul o casi cualquier otra tonalidad.

Como no podía ser de otra forma, ya sabéis que soy fiel seguidor de los bolsillos de parche por mi forma de entender las chaquetas que me gusta vestir, por ello en esta ocasión la única licencia que nos hemos permitido darle a esta prenda gira entorno a ellos.

Lucía, junto a Agustín, se sumó a la búsqueda de un modelo que tuviera algún detalle peculiar y diferente pero que no condicionara en exceso la prenda final. Por ello pensamos en una solución que podéis ver dibujada más abajo, de un bolsillo con un postizo superior que incluyera una serie de vivos como detalles.

Estuvimos dándole vueltas un buen rato al diseño y forma del bolsillo, consultando libros como el Método de Corte Rocosa, o indagando en internet sobre soluciones muy dispares. Finalmente decidimos, aunque esto no era imprescindible en este momento, definir la forma y diseño del bolsillo tal y como véis en la imagen sobre estas líneas. Un bolsillo de un aire un tanto militar, con base triangular con punta matada y postizo de igual forma.

También elegimos, aunque tampoco era necesario, el que sería el botón para la chaqueta. Y en este caso me sorprendí a mí mismo eligiendo un modelo al tono del paño escogido, ya que suelo elegirlos con cierto contraste, pero reconozco que de entre los que me propuso Agustín aquel del mismo tono era como si lo hubieran hecho expresamente para esta chaqueta, así que no hubo más remedio que decantarse por él. -Podéis ver cuál es en la imagen que encabeza este artículo-.

Tengo que decir que fue una pena -o una tranquilidad- haber tenido tan claro desde un principio el tejido escogido, ya que la oferta de la nueva colección de Lanificio Cerruti para esta temporada me parece preciosa. Cuesta decidir cuál no hacer, en vez de al contrario. Y si no me creéis juzgar por vosotros mismos en base a esta pequeña selección que hicimos de manera improvisada.

Por supuesto definimos más detalles de esta chaqueta, pero me gustaría ir descubriéndolos conforme avance el proceso, de esta manera no hago trabajar vuestra imaginación en balde. No obstante, me gustaría que plasmárais vuestra opinión sobre mi elección y algunos de los detalles que os he mencionado.

¿Creés que conviviría bien en tu armario una chaqueta así? ¿Cómo la diseñarías tu?

¡Seguimos con la semana!

Deja un comentario